french izakaya food truck foodie sound

French Redón y su food truck ‘Izakaya Inquieta’ de Gaijin Shushi. Imagen Nuria Blanco , Foodie Sound.

Ya pueden ir apuntando en su agenda nombre y cita: The Foodie Week Viña Albali, el nuevo market de food trucks que, instalado en el intercambiador de Plaza Castilla de Madrid y con el patrocinio de la mítica bodega, va a prolongarse hasta el próximo sábado día 26. Quedan por tanto tres días para acercarse y disfrutar de una amplia variedad de bocados, en un punto neurálgico de la capital, donde las idas y venidas de los viajeros contarán ahora con luces, música y aromas a cocina.
La alegría y entusiasmo que transmiten estas minicocinas rodantes ha cautivado al público, y más que por la itinerancia, la aspiración de este colectivo, muchos de ellos emprendedores aunque también es posible encontrar con grandes grupos que se acercan o conectan de manera desenfadada con el público a través de estos trucks, debe pasar por la estacionalidad. Y debe hacerlo por el hecho de facilitar al consumidor la localización de su bocado favorito y para rellenar esos espacios muertos que bien pueden constituirse en un nuevo modo de ganarse la vida.
Pero de momento, o hasta que esto ocurra, tenemos que conformarnos con disfrutarlos cuando aparecen organizados por empresas que gestionan espacios y garantizan un periodo de estacionamiento más o menos prolongado con el que (¡espero!) rentabilizar tanto movimiento, productos,  horas de mano de obra y atención al público.
foodie week comida imagen nuria blanco foodie sound

Algunas de las elaboraciones que los visitantes podrán encontrar en ‘The Foodie Week Viña Albali’. Arriba a la izquierda: Pato templado, mezcla de especias y salsa aromática (Javier Brichetto, ‘El Briche’ Food Truck). Debajo: Bocata Peruano de cerdo confitado a baja temperatura, camote -batata- y salsa criolla (Kinua Food Truck, Kiko Zeballos). Lateral derecho: completa locura de La Internaciona Caravan, cesta ‘Shuffle’ (hamburguesa de siitake con algas y salsa de soja sobre cesta de patata). Imágenes Nuria Blanco® , Foodie Sound.

A pesar de ser una actividad habitual en otros países, en España no queda sino acudir a esta suerte de semanas ‘gastrocallejeras’ con las que descubrir o repetir sorprendentes bocados. Por eso, desde el punto de vista del público fan de este movimiento, tenemos mucha suerte porque, al menos los madrileños, contamos desde el lunes con este The Foodie Week, que aglutina en unos pocos metros cuadrados, estilos y cocinas para armar el menú perfecto a un precio más que razonable donde la calidad, además, está garantizada.
La representación de cocinas que se van a encontrar todos los que de aquí al sábado quieran acercarse al intercambiador de Plaza Castilla, contentará a todos. Y no hay que olvidar que una de sus mejores bazas, además de la calidad de la comida, es para esta época del año, la ubicación, dado que al estar literalmente bajo techo, tenemos garantizado “el bocado seco”,  es decir, sin peligro de lluvias.

Foodie Week Albali foodie sound nuria blanco

Desde cocina tradicional con productos de kilómetro cero, como Gala Spirit, hasta la cocina japonesa: Izakaya Inquieta de Gaijin Sushi prepara Miso Udon (sopa de miso), Yakisoba de verduras, pollo y langostinos, o, Yakimeshi de pollo, verduras y huevo con salsa de soja. Y sushi, claro. Hasta las elaboraciones de chefs premiados y televisivos como el caso de El Briche de Javier Brichetto (Cocineros al Volante –TVE),  donde por supuesto recalé. Camión majo, como todos los que van a encontrar, pero que me conquistó tanto como Kinua y su bocata peruano obra del chef Kiko Zeballos. Conquista compartida con las papas canarias de Raúl Moreno y su riquísimo mojo picón -su truck se llama La Papita Pal Kilo, no se lo pierdan-.
El Camión Rosa creperie-; Bitácora y su especialidad gourmet a base de buey Angus, pollo, lomo o cebón a la piedra, cuidando la materia prima y la presentación; El Camión del Mar – cucuruchos de calamares, de bravas o alioli, de bienmesabe, bocata de calamares o pincho moruno, todos bajo manufactura de Alborada-; La Internacional y su invención titulada Shufflesnidos de patata frita rellenos con productos de temporada, frescos y de proximidad-; La Trastienda cuya hamburguesa de trufa de la pasada edición de Salón de Gourmets todavía ronda mi cabeza; y el México ambulante -Tierra Mexicana- de Juan José Abascal.
En definitiva, esta semana en Madrid contamos con un festival ñam, ñam. Aprovéchenlo entre que van y vienen porque el sábado nos dicen adiós.