diego-rivera-foodie-sound-guanajuato

Cultura Huasteca. Diego Rivera.

Situado en el corazón de México, Guanajuato rezuma tanta alegría como sus deliciosos y coloridos platos picantes. Callejones, macetas, atardeceres, bullicio, y mucha vida. Y hasta una fachada gótica, por extravagante que parezca, son valores de este cada vez menos desconocido territorio. Como lo fue su propia historia. Una historia contada por Diego Rivera y su pincel porque sus cuadros señalan la intrahistoria del pueblo mexicano. En Guanajuato, su ciudad, quedó instalado el Museo Estudio que lleva su nombre; dedicado al pintor pero compartido con su esposa, Frida Khalo.

mujer-guanajuato-nuriblan

Cabeza de mujer. Interior del Restaurante Entre Suspiro y Suspiro. Imagen Nuria Blanco ®.

No hace falta describir mucho más porque por si sola esta tierra atrae como pocas. Cocina, paisajes, playas y montañas, y sol, son los reclamos más empleados de cara al turista exterior. Sin embargo, no todas las zonas han sido tratadas igual y desde hace dos años uno de sus estados, Guanajuato, ha mostrado mucho empeño en impulsar el turismo. 

Durante estos días y hasta el próximo día 30 la capital dispone de seis locales donde aproximarse a Guanajuato. Apenas restan dos días para disfrutar de su gastronomía. Dos días para elegir uno de los seis restaurantes en los un grupo de cocineras tradicionales, todas nacidas en este estado, prepararán los platos típicos de su tierra.

Así lo explicaba en el restaurante Entre Suspiro y Suspiro el Secretario de Turismo de Guanajuato, Fernando Olivera Rocha, el pasado miércoles, justo un día antes de que diera comienzo Fitur, feria en la que Guanajuato también tuvo presencia y en la que Olivera reafirmó la apuesta turística del territorio que tiene mucho que ofrecer.

La gastronomía es uno de sus principales riquezas y fue en este pequeño restaurante que acaba de cumplir viente años el escogido para presentar las Jornadas Gastronómicas de Guanajuato en la capital en las que cocineras guanajuatenses cocinaran diferentes platos en seis establecimientos distintos, entre los que se incluye el afamado Entre Suspiro y Suspiro.

El estado central de México puede presumir de poseer una de las más apreciadas especialidades culinarias del recetario mexicano: el mole, una sabrosa salsa elaborada con chile. Variedades de chile casi las que quieran, hasta siete distintas. Y en Entre Suspiro y Suspiro, donde el menú está confeccionado por Susana Rodríguez del municipio de Pénjamo, se incluye una variedad de esta salsa, a la que esta cocinera añade unas notas de cacao que bañan unos sabrosos muslitos de codorniz. Con este plato concluye el recorrido salado del menú degustación que se podrá degustar estos días en el restaurante. El resto de platos que le preceden son unas Viejitas (tamales de maíz con carne de cerdo en su interior) y una sopa, Atole de Garbanzos (comedidamente picante) cuya presentación y tonalidades parecen rendir homenaje a Rivera hombre, a Rivera pintor.  

menu-suspiro-nuriblan-1

Viejitas, Atole de garbanzo y Muslitos de codorniz con mole y arroz.
Entre Suspiro y Suspiro. Jornadas Gastronómicas de Guanajuato en Madrid.

El postre es una gota dulce, un bocado con el que relamerse y que oscila entre el membrillo y un arrope, aunque está más cerca del último, y que está elaborado con calabaza. Un dulce brillante, al que le hubiera bastado la sola hoja de menta para darlo por terminado. 

muñecas-guanajuato-nuriblan

Muñecas. Entre Suspiro y Suspiro.
Imagen Nuria Blanco®.

El resto de menús y restaurantes son: Mestizo (cocina: Lidia Ortíz del municipio de Pénjamo. Menú: Habas guisadas con tortitas de maíz, Mole estilo Lili y Mermelada de Nopal). Sabor a Mí (cocina: María Elena Hernández Villa del municipio de Pénjamo. Menú: Sopa de Elote, Garbanzos con nopales y Verdolagas con carne de cerdo). El Chirrión (cocina: Rita Cardona Prado del municipio de Ocampo. Menú: Sopa de Vitualla, Papa loca del campo en guajillo, Orejones y Atole de alpiste). El Alamillo (cocina: Teresa de Jesús González Arellano del municipio de Abasolo. Menú: Chicharrón con xoconostle, Buñuelos y Atole de Pascua). Central Mexicana (cocina: Virginia González Álvarez del municipio de Tierra Blanca. Menú: Gordita de maíz quebrado rellena de papa, Torta flor de sábila y Mole de tantarrea).

La oportunidad de sumergirse en una cocina original, variada e intensa, con matices más o menos picantes pero fieles en cuanto a ingredientes y técnica de elaboración está servida, y la decisión de inclinarse por uno u otro restaurante, es cosa suya aunque en todas y cada una de estas mesas encontrará deliciosos platillos elaborados con ingredientes autóctonos traídos directamente desde Guanajuato y de los que podrán disfrutar durante dos días más.