Aquel tópico de matrimonios entre blancos y pescados no es de mi agrado, aunque tiene su fundamento, no siempre, pero lo tiene. Tampoco parecía que fuera a sorprenderme como lo hizo el vino blanco del que vengo a hablarles, pero en cuanto lo caté se cruzaron en mi mente varias imágenes: la de las gambas y,...