La Navidad es un buen momento editorial. Favorece las recomendaciones, aparecen nuevos títulos y todos los que se dedican a escribirlos o publicarlos practica el ejercicio de la introspección. Números y éxitos al margen, con la intención de dar ideas, pero sobre todo, para no desperdiciar esta magnífica oportunidad que brindan las fiestas para recomendar...